Diálogo entre Cerebros

Entrenar conscientemente para funcionar en automático

Programa:

“No se puede persuadir sin estar dispuesto a ser persuadido”

Objetivos:
El programa de entrenamiento Diálogo entre Cerebros tiene como objetivo principal la mejora de los resultados que deben obtener los participantes en los más exigentes procesos de interacción humana, a través del aumento de la capacidad para focalizar la atención, para mejorar la empatía y crear un ambiente de confianza recíproca que facilita la construcción de acuerdos.
Además de los beneficios evidentes verificados en el ámbito profesional, la mejora de la capacidad de focalizar la atención y el desarrollo de una capacidad empática que permite llegar a sintonizar con la conciencia situacional del otro, provocan una neuro-estimulación basada en el placer proporcionado por la “comunión o fusión” mental establecida en la interacción que, a su vez, estimula el entrenamiento continuo, la adquisición de diferentes técnicas y, por tanto, la neuroplasticidad y la mejora general de las capacidades individuales.
Técnicas y bases teóricas:
Las técnicas dialógicas empleadas en este entrenamiento vienen demostrando su eficacia en los más diversos ámbitos de intervención de nuestro equipo y de nuestros alumnos. Consultores, psicólogos, directivos, mediadores, juristas así como otros profesionales del ámbito de la consulta y ayuda, se benefician actualmente de este entrenamiento para actuar con mayor eficacia y rapidez, facilitando la transformación de desacuerdos en acuerdos y de debilidades en puntos fuertes.
A nivel teórico-práctico se establece un punto de encuentro entre técnicas dialógicas con origen en la antigua sabiduría helénica, los desarrollos teórico aplicativos de la Pragmática de la Comunicación de la Escuela de Palo Alto (Gregory Bateson, Paul Watzlawick y otros), así como las más recientes investigaciones en el campo de la neurociencia.
Metodología de entrenamiento:
El programa de entrenamiento se desarrolla a lo largo de seis sesiones, empezando con un encuadramiento teórico básico, demostraciones de la aplicación de la metodología y ejercicios prácticos desde la primera sesión. Seguidamente se pasará al entrenamiento específico y progresivo de las técnicas.
Desde las técnicas básicas hasta la fase de los entrenamientos “libres”, pasando por el aprendizaje y práctica de técnicas más sofisticadas, los participantes serán siempre acompañados por profesores y monitores especializados que proporcionarán también medios de autoevaluación y retroalimentación.
Siendo el objetivo final de este entrenamiento la mejora constatable e inequívoca de las competencias individuales, se utilizan medios de registro audio-visual de las prácticas (previa autorización) y se proporciona la posibilidad de supervisión individual (opcional).
Estructura del entrenamiento:
Sesión 1
  • Encuadre teórico
  • Demostraciones
  • Primeros ejercicios de toma de contacto con la metodología
  • Técnicas y ejercicios de focalización de la atención
Sesión 2
  • Establecimiento de ambiente de confianza reciproca
    • Técnicas y ejercicios de preguntas
    • Técnicas y ejercicios de “interrupción”
    • Técnicas y ejercicios de paráfrasis (confirmación y sintonía)
  • Cuestionar para empatizar
    • Técnicas y ejercicios de preguntas
    • Técnicas y ejercicios de paráfrasis (confirmación y continuidad)
    • El descubrimiento conjunto (primeros acuerdos)
Sesión 3
  • Técnicas para conocer indagando
    • Preguntas de situación
    • Preguntas de orientación
  • Ejercicios integrados (de la sintonía al “diagnóstico”)

Sesión 4

  • Actuar desde nuevas perspectivas
    • Técnicas de preguntas de intervención
    • Técnicas de paráfrasis (confirmación y reestructuración)
    • El descubrimiento conjunto (el acuerdo final)
  • Ejercicios integrados (de la sintonía a la acción)

Sesiones 5 y 6

  • Prácticas libres con casos reales aportados por los participantes.